Reciclaje de aceite usado

El proceso para reciclar aceite comienza en cada uno de los hogares, bares, restaurantes o industrias que deciden guardar el aceite en vez de tirarlo por los desagües.
Una vez recogido por Kerabisur, se somete a un proceso de decantación en caliente con el cual separamos el aceite de restos de comida y agua, que en ocasiones pueden suponer hasta un 25% del residuo que se recibe en planta.

Las aguas sucias obtenidas en el proceso, se almacenan y depuran extrayendo cualquier resto de aceite que pudieran arrastrar mediante centrífuga y desengrasado final en separador de hidrocarburos.

Trazabilidad: Desde la recogida en el productor hasta la expedición del aceite ya procesado mantenemos la trazabilidad del aceite que gestionamos.

El aceite, limpio se almacena para su expedición.

Biodiesel

¿Sabía que los primeros motores diesel fueron diseñados para emplear aceite vegetal, como combustible? Todo el aceite recogido por Kerabisur se destina a la fabricación de biodiesel.

El biodiésel se obtiene bien a partir de aceite directamente extraído de los vegetales, bien utilizando aceite vegetal usado, (biodiesel de segunda generación).

Existen diferencias básicas entre ambos:

  • Mientras uno hace un mayor aprovechamiento de un recurso natural, (primero como alimento, y luego como carburante), el otro desperdicia las oportunidades de un aceite vegetal de calidad, “quemándolo” de forma directa.
  • Hoy por hoy, habría que considerar si los costes de producción del aceite (cultivo, transporte, extracción, procesado…) son tolerables si el único fin del aceite es quemarlo.
  • El biodiésel fabricado con el aceite usado, evita los daños que puede ocasionar una mala gestión de un residuo.

Por lo tanto, con el biodiesel elaborado con aceite vegetal usado:

  • Reciclamos un residuo
  • Promovemos una fuente de energía renovable.
  • Ahorramos un recurso limitado como lo es el petróleo.
  • Reducimos la emisión de azufre al aire que respiramos.