Nuestro Compromiso

La forma en que gestionamos los residuos que producimos es un aspecto de gran importancia en el camino hacia el Desarrollo Sostenible. Reducir nuestra huella ecológica es hoy en día más necesario que nunca.

Quienes formamos Kerabisur estamos orgullosos de aportar nuestro pequeño grano de arena en favor de la naturaleza y contribuir con nuestro trabajo a lograr la sostenibilidad del planeta.

La normativa marca que el aceite vegetal usado es un residuo. Todos y cada uno de nosotros somos socialmente responsables de los residuos que generamos, y tenemos una obligación “ecológica” para disfrutar del derecho a un medio ambiente saludable. Hay que garantizar que los residuos no van a contaminar las aguas ni otros ecosistemas. En definitiva, nosotros formamos parte de la naturaleza.

El aceite que recuperamos se utiliza exclusivamente en la fabricación de biodiésel de segunda generación. Este biodiésel no consume recursos útiles para la alimentación humana. Sencillamente, aprovechamos las posibilidades energéticas de un residuo transformándolo en biocombustible.

La labor de Kerabisur tiene una importante dimensión social: cerramos el ciclo de vida del aceite vegetal usado aprovechando al máximo este recurso natural a la vez que fomentamos la utilización de energías renovables.